jueves, 18 de febrero de 2010

Y el Teniente Ruiz en Madrid

En contraste con el pobretón monumento a Daoíz y Velarde que preside (?) la Plaza del Dos de Mayo, la estatua del Teniente D. Jacinto Ruiz y Mendoza, en la Plaza del Rey sí que merece, si uno anda por la zona centro de la capital, el desvio.


La estatua, retrato fiel del militar, obra del escultor valenciano Mariano Benlliure, muestra al Teniente Ruiz en gesto enérgico, dirigiéndo o arengando a las tropas y presto a entablar combate con el enemigo francés. Enemigo que por cierto le inflige en la refriega unas heridas de las que ya no se recuperará, muriéndo en Badajoz el  13 de marzo de 1809, antes de cumplir los 30 años.

Personalmente, en estos tiempos en que cualquier contratiempo es visto como un obstáculo tremebundo e, idealmente y la mayoría de las veces, como excusa para no encarar los problemas, la historia del Teniente Ruiz, del segundo batallón del Regimiento de Infantería de Voluntarios del Estado que, en la mañana del dos de mayo, al oir la fusilería en las calles del Foro se levanta de la cama, a pesar de padecer una fiebre de caballo, y marcha para presentarse en su puesto en el cuartel de la calle de San Bernardo y, posteriormente, dirigirse al Parque de Artillería de Monteleón, a cumplir con su obligación hasta el digno final, pues no sé, como que da que pensar.


La historia del Teniente Ruiz y de la "litle band of brothers" que le acompañaron en ese dia tan señalado es bien conocida, pero está tan bien narrada en este artículo del Comandante D. Francisco Ángel Cañete Páez "Semblanza heroica del teniente de infantería D. Jacinto Ruiz Mendoza" que yo acabo ya, para que los que saben nos cuenten . Que lo disfrutéis ..

1 comentario:

  1. Supongo que el Teniende Ruiz es otro de los grandes olvidados de la historia...

    En fin, con blogs como este tenemos la oportunidad de enmendar esos errores.

    un saludo.

    http://espinosamontanasdeburgos.blogspot.com/

    ResponderEliminar