lunes, 19 de abril de 2010

El cementerio de la Florida

Una entrada pequeñita para contar que ayer, despúes de casi una década de afición a y estudio sobre (más de lo primero que de lo segundo) la Guerra de la Independencia -sección Peninsular war- me acerqué al cementerio de la Florida. Esto de vivir al lado de las cosas es lo que tiene .... que luego no vas nunca . Lo de "me acerqué" es un eufemismo porque lo cierto es que no tenía nada claro dónde se ubica y estuve buscándo un buen rato.


Me gustaría poder decir que la visita valió la pena, pero ni por esas ... Se encuentra en una zona algo apartada del madrileño barrio de Argüelles y me temo que de noche más vale no pasearse sólo. Y además está cerrado. Dice una plaquita en la verja que abre los sábados de mayo y junio, pero en otros sitios he leído que sólo abre el dos de mayo para que los próceres locales realicen la consabida ofrenda floral .. Me acercaré el próximo mes, a ver qué pasa.


Por lo demás se encuentran aquí las cenizas de una cuarentena de valientes españolitos de a pie que tuvieron la mala suerte de que saliera su número en el siniestro sorteo que organizaron los franceses para redondear las represalías por lo de la jornada del dos de mayo. Bueno, todos menos uno. Según he leído, el présbitero Francisco Gallego y Dávila fue ejecutado por orden directa de Murat, que a pesar de no ser una de las lumbreras del siglo algo debió olerse sobre el papel de la Iglesia en los años venideros. A cambio tuvo (el sacerdote) el dudoso honor de figurar en lugar preeminente en el cuadro de Goya.


Como todos sabemos las ejecuciones tuvieron lugar en la madrugada del 3 de mayo de 1808 en la cercana Montaña del Príncipe Pío (más o menos dónde se ubica ahora el templo de Debod) y unos años despúes, en 1814, Goya las plasmó en el famoso cuadro. Por cierto el pintor se encuentra sepultado en la aledaña Ermita de San Antonio de la Florida, cuya cúpula adornó con sus frescos en 1798.


Las cenizas de otras victimas están enterradas en el monumento de la Plaza de la Lealtad, en otro de los lugares dónde se arcabuceó a diestro y siniestro en la tarde noche del dos de mayo. Entre éstas se hallan las de Daoíz y Velarde y algunos restos (?) del Teniente Ruiz. Parece que el pobre se encuentra repartido por distintos lugares de la geografía hispana ....   

1 comentario:

  1. Que interesante, no tenia ni idea de donde se encontraban todos esos heroes de los que tanto hemos oido hablar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar