domingo, 26 de septiembre de 2010

Bayona - 14 de abril de 1814

En abril de 1814 el Imperio napoleónico se enfrenta a su némesis. El hombre que seis años antes, desde este mismo lugar, manejaba los destinos de Europa a su guisa, ve ahora como, a pesar de los esforzados intentos del Mariscal Soult ("La seule tête militaire de la Peninsule", como le describió el mismo Napoleón) en las batallas pirenaícas, las tropas aliadas han invadido Francia por el Bidasoa en noviembre de 1813.

Los trabajos de fortificacion de los reductos de Bayona se aceleran durante el invierno de 1813. Soult plantea manibras defensivas en la zona de los ríos Nive y Adour, pero ello no impide que el 24 de febrero de 1814, las tropas británicas crucen el Adour cerca de la desembocadura y asedien la Ciudadela por el norte.

La ciudadela (fachada sur) desde el Adour.
Las posiciones británicas se encontraban en las colinas de izq. a dcha.  

Bayona ha quedado aislada y, de hecho, la marea de la guerra ha dejado atrás la ciudad, puesto que tanto Soult como Wellington dirigen sus movimientos hacia el este, hacia Toulouse. Los habitantes de la zona, deseosos entre otros motivos de recuperar el hundido comercio bayonés y hartos de años  bélicos, no tardan en estrechar lazos con el invasor y aparecen muy pronto y abundantes las primeras cocardas blancas, símbolo de la destronada Monarquía de los borbones.

Detalle de la fachada. La "porte royale" (centro) queda oculta
por la cortina St-Bernard. La "tricolore" ondea ... 

Los cronistas coiciden en que el general al mando de la plaza fuerte, Thouvenot, se toma la cosa con mucha calma y se producen escenas de confraternización en los puestos avanzados. Sin embargo, por razones que aún se discuten, el 14 de abril, casi un par de meses despúes del inicio del sitio, decide realizar una salida nocturna que se salda con centenares de bajas por ambos bandos.

Lo cierto es que el 11 de abril Thouvenot fue informado por emisarios ingleses de la entrada de las tropas aliadas en París y del fín de las hostilidades entre Francia y los Coaligados.

Plaza del Aguila Imperial. Monumento a los
acontecimientos de 1814   

Con terquedad propia del carácter galo el General francés se niega a rendir la plaza hasta no haber recibido ordenes expresas del Mariscal Soult. Así, no será hasta el 27 de abril (!!) cuando, una vez llegó el texto del armisticio y periódicos parisinos que informaban de los hechos los sitiados iniciaron negociaciones con lo británicos para la capitulación de la plaza.


Reverso del Monumento. Relación de combates
y de tropas en la defensa de Bayona

Por fín, el 28 de abril de 1814 se iza la bandera blanca y las tropas reciben la cocarda blanca, al tiempo que los oficiales superiores se adhieren al nuevo régimen. La guerra ha terminado ... hasta el regreso el Ogro, unos meses despúes ...

Detalle del Aguila imperial. El ala izquierda quebrada simboliza
la invasión, pero la bandera alzada protege la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario